Situación actual

[Páxina n'obras] Ente los estaos de Portugal y España, l’asturllionés espárdese güei a lo llargo de dúas comunidades autónomas, de trés provincias y d’un districtu, amás d’innúmeras alministraciones municipales. Esta división en distintos territorios producíu diferentes situaciones sociollingüísticas y llegales pal asturllionés, en función de los gobiernos a los que tuviera subordináu.

N’Asturias localízanse los más de los falantes, y ye’l territoriu con un mayor reconocimientu alministrativu del asturllionés. Conocíu eillí col nome popular d’asturiano, el movimientu de reivindicación llingüística tien una historia de casi cuarenta años. Dende primeiros de los 80, cola aprobación del Estatutu d’Autonomía y la creación de l’Academia de la Llingua Asturiana, l’asturllionés desenvolvéu una fuerte lliteratura y garróu un reconocimientu llegal parcial, no qu’en 1998 s’afundóu cola Llei d’Usu y Promoción del Bable/Asturiano.

Esta última llei garante en papel numerosos dreitos llingüísticos, siempre de manera voluntaria; pero, onque de mínimos, foi repetidamente incumprida y el sou desenvolvimientu avanza a pasu mui lentu. Actualmente, existe un usu tímidu de la llingua n’alministración, un procesu d’oficialización toponímica en marcha y un 40% de los escolinos de la educación pública primaria reciben clase d’asturianu, pero los porcentaxes baxan muito nel enseñu priváu ou nel secundariu. Dende’l cursu 2012-2013, existen amás estudios oficiales d’asturllionés na facultá de Filoloxía de la Universidá d’Uvieo.

En Llión y Zamora, lluenxe de los centros políticos y económicos, l’asturllionés consérvase güei namás en zonas rurales del norte y l’ueste, onde existe polo xeneral una menor conciencia de llingua y d’unidá, abondando los nomes locales como furniellu, pal.luezu, chapurriáu, charru ou senabrés. Existe un débil movimientu de reivindicación llingüística de magar los años 80 en Llión y los 90 en Zamora, que nos últimos años foi estabilizándose, y tamién una lliteratura pequeña pero constante.

Na reforma última del Estatutu de Castiella y Llión, del 2007, reconezse por primera vez el llionés na alministración, estableciendo que va ser obxectu de protección específica y que se realizará una llei pa regular el sou usu y promoción. Con todu y con esto, esta llei tovía nun se redactóu y el mandáu estatutariu pa la súa protección foi totalmente incumpríu, lo que provocóu queixas y denuncias ente las asociaciones de defensa del asturllionés. Hasta agora, solo se realizan cursos d’asturllionés p’adultos en ciudades fuera del territoriu falante. La defensa d’una norma isolacionista pal llionés, outra manera, parez que ta abandonada ou ye güei totalmente minoritaria.

D’últimas, en Portugal existe dende’l 1999 la Llei de Reconecimientu de los Dreitos Llingüísticos de la Comunidá Mirandesa, aplicable solo a los conceyos de Miranda y Vumiosu y non a los falares de Ruidenore y Guadramil, tamién en districtu de Bergancia. Esta norma, onque tien importancia simbólica, nun recueye nenguna obrigación pa l’alministración, sinón solo’l dreitu del gobiernu municipal pa utilizar l’asturllionés al par del portugués ou’l de los escolinos pa recibir clases de mirandés de manera voluntaria y siempre fuera del horariu escolar.

Con una normativa propia separada del restu del dominiu, la de la Convenção Ortográfica da Língua Mirandesa, el mirandés desenvolvéu una lliteratura naciente y tien una cierta introducción nel primeiru enseñu (un 74% de los alumnos de primaria asisten a clases de mirandés, frente a solo un 6% de los de secundaria). L’usu de la llingua por parte de l’alministración, sí qu’así, ye practicamente nulu y restrinxíu a cuestiones simbólicas ou orientadas a la promoción turística.

Comments are closed.